Test Alliance: Rebellion. Año Uno.

Un año ha pasado ya de aquel momento. Ocurrió tras el fanfest. Probablemente era un 5 o 6 de mayo. Recibimos la noticia de que Sort Dragon, el que habíamos nombrado líder de nuestra coalición, había lanzado un ultimatum inaceptable en forma y modos.

En aquel momento, TEST poseía tres regiones y la HBC controlaba de facto unas 7 u 8 en todo el suroeste. Sort Dragon decidió ir a la guerra unilateralmente contra Nulli Secunda y la N3, pese a que la narrativa de los meses anteriores sugería un conflicto contra la CFC y nuestras relaciones con la N3 eran buenas. Nuestra negativa a participar en esa campaña llevó a Sort a amenazarnos con quitarnos nuestras corporaciones, derrocar a nuestro leadership y quitarnos la soberanía. Ante una amenaza de ese calibre, nuestro por aquel entonces CEO BoodaBooda decidió sacarnos de la coalición.

Aquella noche, tras el State of Alliance de emergencia convocado y cuyo extracto se puede oír en el vídeo, reseteamos standings con todos los miembros de la HBC excepto con los vecinos inmediatos. En el video se puede ver como evacuamos HED-GP, que era el sitio en el que nos encontrábamos porque desde allí llevábamos un tiempo conquistando soberanía en el sur para nuestros aliados.

Y entonces en unas horas todo se precipitó. Mucha gente interpretó nuestro gesto (resetear standings tras la SOTA) como alta traición, aunque las circunstancias obligaron a una decisión contundente. Yo a día de hoy creo que se podría haber hecho de forma algo más ordenada (por ejemplo, otorgando un periodo de gracia antes). Si bien a posteriori se hicieron standings temporales para evacuar assets las relaciones resultaron bastante dañadas a consecuencia de esto.

Nos replegamos a Delve a esperar lo inminente. En una posición de debilidad clara y con los cambios que Odyssey trajo a los minerales de lunas sentenciando a muerte el cartel del technetium, nuestro territorio de pronto se revalorizó y ya no estábamos en condiciones de defenderlo. Tan solo quedaba esperar. La sangría de corps y miembros comenzó. Algunos directamente a brazos de nuestros enemigos, otros simplemente por cualquier otro interés.

Llegó el verano y Fountain fue la primera región en caer. Por razones obvias de accesibilidad desde el norte y la dificultad de contestar desde el sur. A finales de Julio perdimos nuestra capital, 6VDT-H en la que sigue siendo a día de hoy la batalla de EVE Online en la que más gente ha participado nunca.

A partir de ahí todo fue cuesta abajo. Mucha gente se quemó y dejó de loguear. Pese a que conseguimos presentar más de 1500 miembros al timer de 1-SMEB en Delve y luchamos contra 3 flotas combinadas de Goons, Pandemic Legion y Northern Coalition, tomamos la decisión de abandonar Delve. No tenía demasiado sentido seguir una guerra perdida de antemano y contestando timers quemando aún más a la gente.

Entonces empezó nuestra travesía por el desierto. Evacuamos a Aridia y ahí empezó la cuesta abajo. Lowsec es un sitio muy duro para vivir. Especialmente si eres nuevo y no tienes recursos. Los stagings de Karan para contestar timers de Fountain y luego Soliara para reagruparnos fueron un golpe moral muy serio y ahí fue cuando más gente se fue. Del orden de unas 70 corporaciones dejaron la alianza en aquellos meses. De 12000 pasamos a unos 4000.

Sin embargo muchos de nosotros nunca dejamos de creer en este proyecto. La gente que formaba parte de la alianza por su gente y no por sus assets. La gente con la que puedes contar porque sabes que va a estar ahí incluso cuando todo el mundo a tu alrededor se ríe porque has caído e intenta machacarte. EVE es un lugar cruel, pero así son las cosas y hay que tomarlo como una excelente oportunidad para aprender.

Decidimos entrar en Factional Warfare tras la propuesta que algunos hicimos como medio para que nuestros newbros pudieran generar dinero y para formar a la gente en pvp a pequeña escala, o como un playground idóneo para formar fleet commanders. Si bien la milicia Caldari no fue todo lo satisfactoria que podría haber sido, los standings nos forzaron a aquel bando como única opción. Y hace unas semanas, terminó.

La travesía por el desierto de Lowsec nos enseñó muchas cosas que estaban mal en nuestra cultura. Cosas que desde el leadership nos esforzamos mucho en cambiar. Se hizo mucho trabajo de autocrítica para corregir los errores que nos habían llevado a aquel fracaso y nos propusimos no tirar la toalla y seguir hacia adelante pese a que todo el mundo nos decía que la única salida digna era cerrarlo y desaparecer.

Si TEST es famosa por algo es por llevar la contraria y no cumplir las expectativas de nadie, nunca. Así que nos empeñamos en sacar fuerzas y levantar la casa otra vez. Y gracias a mucho trabajo, a muchas horas dedicadas, a no tirar la toalla y a centrarnos en no traicionar nuestra cultura, sobrevivimos.

Sí, hoy lo puedo decir. TEST está viva otra vez. Nos ha costado cerca de un año resucitarlo, pero esta vez es diferente. Nuestra motivación y nuestra cultura sigue intacta, pero han cambiado muchísimas cosas. La gente que se quedó para pasarlas putas pudiendo irse a la vida tranquila y contemplativa de forma muy legítima y respetable, creó un grupo sólido de gente con la que sabes que puedes contar, con la que puedes sacar adelante cualquier cosa.

TEST ahora no es tan grande como antes. No tenemos tantos números. No tenemos tantas riquezas. Sin embargo el principal problema que nos llevó a casi desaparecer, fue eliminado de raíz. Gracias al esfuerzo que muchos dedicamos a esta causa conseguimos que funcionara.

La llegada de SkierX como CEO, la persona que probablemente más rifters haya fabricado de todo EVE Online y uno de los artífices de que el milagro que es test_free funcione trajo muchas reformas, se llenaron muchos huecos, vinieron caras nuevas y globalmente conseguimos reestructurar el leadership otra vez para hacerlo funcionar en condiciones.

Es en esas circunstancias, una vez los problemas se atajan y se resuelven y la gente recobra la confianza y la moral es cuando vuelve todo a su sitio otra vez. Es en este contexto en el que nos metemos de lleno en HERO. Nuestra intención, volver a 0.0 que es a donde pertenecemos. Encontrar nuevos aliados con los que establecer una cultura común y objetivos comunes. Utilizar nuestra experiencia en el terreno para asesorar a quienes por primera vez se meten en el sucio juego del metagaming. Porque ya no somos novatos que van en una rifter. La guerra hace cicatrices y enseña muchas cosas.

Y se aprende mucho más cuando se pierde que cuando se gana. Porque cuando se gana es fácil caer en el error pensar que has ganado por tus méritos y que lo has hecho de maravilla todo. Pero aplicar esa misma retórica a cuando se pierde cuesta bastante y requiere un ejercicio importante de autocrítica.

Con los deberes hechos, ahora puedo contar que sobrevivimos para contarlo aún cuando muchos no daban ni un céntimo por nosotros. Aún cuando muchos todavía nos consideran muertos. No hay mayor regalo que nos puedan hacer que considerarnos insignificantes.

Hoy lo puedo decir. Sobrevivimos. Y yo me quedé para ayudar a salvarlo. Y estoy muy contento de haberlo hecho.

La hora del héroe

Hacía mucho que no escribía acerca de la situación política de New Eden. Tanto, que ya no recuerdo cual fue la última vez que hablé sobre los devenires de las grandes alianzas pero posiblemente fuera en algún momento tras la guerra de Halloween y el colofón de B-R que terminó por convertir el gran conflicto entre CFC y N3 en una suerte de guerra fría, con el bloque ruso decayendo cada vez más, hasta el punto de perder a algunas de sus alianzas de referencia, como Darkness of Despair y más recientemente, Against ALL Authorities (otra vez).

Es en medio de este escenario en el que nace HERO. HERO fue una idea concebida entre TEST, Brave Newbies, Spaceship Samurai (HONOR) y Nexus Fleet, cuyo principal promotor era Montolio (uno de nuestros ex-líderes y diplomático esporádicamente). Nos juntamos un grupo de alianzas con una cultura bastante parecida, en lo referente a la importancia que damos al desarrollo de nuestros newbros y a la diversión, siendo además que Brave tiene origen en Reddit al igual que la principal corporación de TEST, Dreddit.

Nexus Fleet desapareció desafortunadamente, y nos quedamos solo tres alianzas en esta coalición de novatos, o no tan novatos. El objetivo principal es consolidar nuestra coalición como un grupo diferenciado y buscar un sitio en New Eden para toda esta gente.

Y es que este último año ha sido bastante intenso. El final de la guerra de Fountain en 6VDT-H sumió a mi alianza en la época más dura y difícil que ha vivido. Mucha gente se fue, algunos directamente a brazos del enemigo, otros se fueron a otros lugares, se perdió mucha gente útil y una gran parte de jugadores que estaban ahí por lo que teníamos más que por quienes éramos. Eso nos sumió en una temporada muy difícil en lowsec hasta que decidimos entrar en Factional Warfare para garantizar que el wallet de nuestros jugadores al menos iba a estar saneado y se podría utilizar como un playground en el que formar fleet commanders y mejorar en PVP a pequeña escala. Algo que a largo plazo siempre renta.

El tiempo y la dura travesía nos hizo dejar atrás viejos fantasmas y terribles ideas como que ser malo en el juego es una excusa que permita fallar una y otra vez sin necesidad de mejorar porque mejorar es algo elitista y va contra la esencia del juego que es divertirse. La realidad es que EVE es un negocio serio y hay que aprender a divertirse, pero estando dispuestos a mejorar y a corregir errores y a hacer ejercicio de autocrítica a cada momento.

Como quiera que fuese, algunos creímos firmemente en las posibilidades de sacar la alianza a flote y trabajamos muy duro para que esto se convirtiera en realidad. Y tras casi un año de trabajo, tras mucha sangre nueva y formas distintas de hacer las cosas, fundamos la coalición con nuestros nuevos amigos.

El principal paso fue el despliegue a Sendaya para presionar la soberanía de Catch, dado que Against ALL Authorities estaba en sus horas más bajas y era básicamente territorio sin apenas contestación, que nadie más está intereado porque Catch es una de las peores regiones de EVE debido a su forma y a su localización, y por tanto era un territorio excelente para probar las capacidades y obtener experiencia.

Esta vez, sin intención alguna de tener soberanía a nuestro nombre. Esta es una decisión personal de nuestro líder, SkierX, pero que todos en el leadership compartimos. No nos aporta nada, como alianza, tener sov a nuestro nombre cuando podemos vivir en sov y disfrutar de la misma sin complicaciones. Lo que nos interesa aquí es aportar experiencia en la organización a un grupo de gente muy grande y con mucho potencial, pero que carece de la experiencia y de las heridas de guerra.

Así, nuestro papel consiste esencialmente en asesorar y ayudar a organizar la coalición mientras BRAVE asume el papel de líder de la misma y se reparten la soberanía entre ellos y HONOR. Entre tanto, nosotros podemos dedicarnos a otro tipo de esfuerzos mientras nuestros newbros pueden utilizar el espacio conquistado.

Transformar o transitar de una cultura basada en destruir naves de forma divertida en lowsec sin mayores pretenciones a la consecución de objetivos estratégicos con un calendario y una disciplina determinada no se hace de la noche a la mañana y desde luego no se consigue sin fricciones y disputas que surgen con frecuencia pero que nos encargamos de resolver en la medida de lo posible. Nosotros (TEST) ya sabemos perfectamente lo que es todo esto y nos esforzamos por evitar que la parte fea de tener soberanía haga mella y queme a gente que, por otro lado, tiene un entusiasmo desbordante y muchas ganas de probar cosas nuevas. Y ese es quizá el mayor potencial que tiene y por eso nos esforzamos mucho en que salga adelante.

No es fácil tampoco conseguir objetivos estratégicos con presupuestos muy limitados, sin wallets enormes detrás para asumir cualquier clase de gasto durante la guerra. Esto limita la progresión y el avance a efectos de calendario. No podemos coger 50 supercarriers y poner 40 sistemas en reinforce en un día. Hay que trabajar con lo que tenemos. Pero se puede hacer y se hace, aunque cueste un poco más.

El escenario cambia radicalmente. De pasar una temporada en la sombra y en la irrelevancia donde no hay mucho que hacer, a meternos de nuevo en el juego de la soberanía en una coalición requiere la mayor implicación de todas nuestras secciones. Así, nuestra logística, recon/espionaje, división militar y por supuesto, el equipo diplomático que dirijo, nos volcamos completamente en hacer que HERO salga adelante.

A este último respecto, ayer publicaba un update acerca del trabajo que estamos llevando a cabo en el equipo diplomático de TEST y los nuevos objetivos que tenemos para con la coalición, ahora que volvemos a las grandes ligas y cambian las necesidades.

Pronto Catch estará en nuestras manos, aunque el tiempo es incierto. En EVE nunca se sabe lo que pasará de aquí al día siguiente, por lo tanto hacer planes excesivamente complicados es una pérdida de tiempo. Si todo sale bien, nuestros newbros contarán con una región que les permitirá sanear su economía y eso redunda en el beneficio de la coalición al poder plantearnos metas más ambiciosas, si conseguimos consolidar la zona el tiempo suficiente. Pero como digo, la política es a menudo inesperada y hay cambios muy bruscos de la noche a la mañana que pueden desdibujar todo lo que se ha ido haciendo a lo largo de meses, en tan solo un momento.

HERO viene a darle al novato un significado muy importante dentro del juego. Es una época interesante la que nos ha tocado vivir, y contar.