La noche que perdimos 6VDT-H y Fountain

Disclaimer antes de empezar: Por mucho que los medios se empeñen, EVE no es pay to win ni se pueden comprar cosas con dinero real, salvo una: la suscripción del juego que cuesta unos 550M de ISK o 15€. La licencia de piloto o PLEX sí se puede comprar con dinero real y vender en el juego a cambio de ISK. El cambio contrario, ISK por dinero real está prohibido y es baneable. De modo que esas conversiones estrafalarias de ISK en dinero real solo son anecdóticas. Porque aquí no gana el que más paga, ni muchísimo menos.

La invasión a Fountain, una de las regiones sobre las que mi alianza (TEST) posee soberanía comenzó hace ya muchas semanas. Nuestros antiguos aliados y amigos, la Goonswarm Federation y sus aliados decidieron declarar sus intenciones de conquistar toda Fountain porque, tras la expansión veraniega (y gratuita como todas, aprende Blizzard) “EVE Odyssey” todas las lunas que ellos poseían dejaban de tener valor y la riqueza se concentraba en Fountain. Un estimado de unos 200b ISK mensuales.

Y así empezó. La CFC aglutina a más de 30000 personajes mientras que nosotros, TEST, somos unos 12000. La conquista de soberanía en EVE es un tedioso proceso muy aburrido y farragoso que implica juntarse en sistemas para pelear cuando ciertas estructuras terminan unas cuentas atrás y se vuelven atacables. Esto fuerza a los contendientes a pelear. Aunque denegar batallas puede ser un modo de hastiar al oponente, y de hecho nos ha pasado más de una vez.

En este último año, TEST ha estado a lo largo de todo EVE conquistando regiones con aliados y esta vez nos tocaba una guerra defensiva contra un bloque mucho más rico que nosotros y con más gente. Por suerte, tuvimos la inestimable ayuda de la coalición liderada por Nulli Secunda y Northern Coalition. que se portaron como auténticos hermanos y dieron la cara por nosotros siempre que se les necesitó. Gracias infinitas por ello.

EVE es real. No te das cuenta de ello hasta que estás metido en este berenjenal y dedicas horas de tu vida a organizar el juego de cientos de personas. No se trata de estar viciando X horas farmeando items ni nada de eso, llega un momento en que puede ser una red social y lo de menos son las navecitas y lo más importante las relaciones personales. Por eso en EVE lo más valioso es la confianza y por eso cada poco se ven historias de robos y puñaladas traperas de todo tipo.

Y cuando se organiza lo que sucede entre miles de personas, mierda, todo se vuelve mucho más real. Horas de sueño, debates, discusiones, enfados… Todo por un juego, o quizá algo más que eso. Es impresionante pero no se entiende si no lo vives.

Tras unas cuantas semanas, como digo, de incontables refriegas, miles de naves abatidas por ambos bandos, llegó la hora de 6VDT-H. Este sistema solar es particularmente importante para nosotros porque es nuestra antigua capital, hace dos años, cuando la alianza vivía en la región de Fountain. Por tanto, es un punto mucho más moral que estratégico y por eso a ese timer nadie puede faltar.

Las últimas semanas ha habido tensiones y broncas porque no se junta la gente necesaria. Porque es verano, la gente sale, deja EVE de lado y se pierden timers y se pierde terreno. Pero a 6VDT-H no puede faltar nadie. Nadie.

Llega la hora. El timer termina a las 19:48 UTC. Me conecto pasadas las 20.00 y hay 1600 personas conectadas en la alianza. Unas diez flotas aliadas están preparadas. Entro a mumble y me dispongo a salir con mis compañeros.

El time dilation (lag común que implementó CCP para poder gestionar de forma justa la latencia del servidor) alcanza el 10%. Todo va muy lento. Me dirijo a la luna donde los titanes nos esperan para saltarnos hacia 6VDT-H. La espera es tensa. Nos notifican que hay 2500 enemigos ya en las inmediaciones de la estación de 6VDT-H. La tensión es máxima. Luz verde. El fleet commander ordena saltar. La flota salta. Alineamos a la estación y warpeamos hasta allí. Carga la grid. El local alcanza las 4000 personas. El tidi sigue al 10%. Sabemos que es un momento histórico, los servidores dan lo que pueden.

Y empieza la refriega. Yo voy en un interdictor y mi misión es mantener encendidas las burbujas que impiden warpear a la flota enemiga. Sin embargo, con el tidi al 10% me doy cuenta de que la flota enemiga me ha hecho primary (es decir, todos me van a disparar). Intento dockear en la estación pero a los cinco minutos salto por los aires. Me preparo para salir de nuevo, esta vez en otra nave.

La batalla se prolonga durante otras cinco o seis horas. A última hora, cae un titán de la CFC en el momento de recogerse e ir a casa (video).

A la mañana siguiente el State of Alliance que nuestro líder nos ha dedicado, indicando que nos retiramos de Fountain y que nos replegaremos a nuestra casa en la región de Delve, para reorganizarnos y estudiar el futuro. La BBC se hace eco de la batalla. Como era lógico. Otros escriben cosas sin pararse a informarse un poco acerca del tema, pero esto tampoco sorprende mucho.

Puede que perdiéramos la batalla de anoche, pero sí se demostró que cuando la gente quiere planta cara. Nunca podrán decir que hicimos lo que otros, de no presentarse y dejar que les echaran de su casa. Esta guerra fue muy emocionante y las batallas han sido geniales. La propaganda y el troleo también ha sido divertido. Y no faltará. Ahora la guerra seguirá su curso y cuando acabe el verano, veremos la segunda parte de esta campaña.

La batalla de anoche será recordada por muchos como un hito numérico. Para nosotros, para TEST, fue el reencuentro con la esencia que nos mantiene vivos como alianza. Un momento de orgullo, de caer con la frente bien alta y de mirar al futuro con esperanza. Por alguna razón, todos los mensajes de desconfianza y miedo previos se desvanecieron. Unas guerras se ganan y otras se pierden, y nadie tiene la última palabra en esto.

6VDT-H algún día volveremos, aunque solo sea por toda la mierda que tengo ahí acumulada xD.

Este tipo de batallas son anecdóticas en el mundo de EVE y realmente hacen más felices a los del departamento de marketing de CCP que a los que sufrimos ese tidi durante horas.

El contenido de nuestra State of Alliance a continuación:


Today we fought in 6VDT. We didn’t fight to save the station, we didn’t fight to win an ISK war, and we didn’t fight to turn the war around.

We fought today because we need to show the game that we play a bit differently than you’re ‘supposed’ to. Because we want to show the galaxy that all problems aside we can still field about as many autists as anyone else in the game – coalition or not – instead of standing down and crying in the corner like other alliances faced with the same fate.

We fought because TEST stands together in the face of certain, guaranteed death.

I wanted to give Fountain one HELL of a sendoff, and it’s incredibly appropriate that it took place in our home system of 2+ years.

This war has taught us many things – We’ve learned what we can do at our best, and we’ve learned what we need to do to properly support our FCs, leadership, and membership.

We made an absolutely fantastic showing today. We fielded more members than any single alliance has ever seen – we even had twice what CONDI alone brought – and we set a record for the largest fight EVE has ever seen by a few hundred pilots, maybe even a thousand. Hell, TRIBE pulled more numbers than anyone in the CFC besides goons. Even our bros RIOT brought a big chunk of spaceships.

So with all that said, we’ve been losing a defensive war for about two weeks now. As soon as our big strong capfleet-toting allies had to run home, the CFC pulled out all the stops, and TEST was unable to keep up on our own. They practically rolled through Fountain unopposed.

This isn’t the fault of our members. It isn’t our FCs faults, or our mildir’s fault, or logi, or recon, or our corp CEOs… This war has been an immense team effort, and one of the most significant things we’ve learned is that our team needs some improvement before we can function together well enough to pull off a large scale war like this.

What can be done about this?

First off, we’re going to undeploy and head back to NOL in Delve.
Delve is a slightly more defensible position, and our allies seem to prefer fighting here. But that’s not why we need to retreat.

We need time to do the work we should’ve done 3 months ago. 3 years ago. We have to clean up our leadership groups and structure in order to handle something as significant as a full on coalition-level war – or something as simple as record-breaking activity numbers.

The CFC will almost definitely attack Delve, either in a continuation of their full-scale invasion, or with prodding tests like we saw before 1-SMEB. It will give us an opportunity to put some strain on a rebuilt leadership structure and see how we function. I will be constantly re-evaluating our position the entire time, but for now that’s the plan.

On the topic of leadership re-structuring, we’re going to do something TEST has never seen before, and bring FCs even more into the fold of day-to-day leadership-ing; this will allow all leadership groups to provide them the proper support that historically has gone through a select 2 or 3 military people. That’s about all that’s set in stone so far, you’ll hear more later on. Also, shortbus/schoolyard are being reformed and given less stupid names.

I can only hope that you don’t feel I’ve thrown away your donations to the alliance. Ultimately, the sov is here so we have something to fight about, and I felt it best to spend our cash in the bloodiest, largest, most amazing fight the EVE community or even the video game community at large has ever seen.

So fellow TESTies, follow me back to Delve, and let’s set out on a journey to make TEST the alliance this community deserves.

– BoodaBooda